Hit & miss

Posted: April 12, 2013 in Uncategorized
Tags: , ,

Esta serie es especial en muchos aspectos. Cuenta la historia de una asesina a sueldo en pleno proceso de cambio de sexo, justo antes de la intervención propiamente dicha (en inglés se utiliza el término PreOp).Aunque pueda sonar muy extraño, la verdad es que es una serie excelente.Alguien habrá que esté de acuerdo conmigo en que las series británicas contemporáneas son, en muchas ocasiones, una combinación perfecta entre contenidos contundentes, magníficas interpretaciones, y estética de vanguardia (véanse sino Misfits, Utopia, Black Mirror, o In the flesh, por citar sólo algunos ejemplos).

Pero para mi, ésta es la serie que lleva más lejos ésta combinación (alguna otra habrá, seguro. Yo no las he visto todas). De la mano de Chloë Sevigny, en el papel protagonista (espectacular en su ambigüedad), pero también con actuaciones de muy alto nivel, como Karla Crome (habitual de las series británicas), la historia se desgrana hábilmente combinando las escenas urbanas con otras ambientadas en una apartadísima casa rural, a las afueras de un pequeño pueblo apartado de todo.

Si te gustan los experimentos con contenido, puede que te guste ésta serie.

No se si la habrá, pero yo estoy deseando que llegue la segunda temporada.

Advertisements

Six Feet Under 1

Lo primero que quiero hacer es pedir disculpas al todopoderoso Allan Ball por no haber sido A dos metros bajo tierra (six feet under) la primera aportación de éste blog.

Si alguna vez has visto un capítulo de ésta serie y no has quedado cautivado por la profunda humanidad de sus personajes… simplemente puedes apagar el navegador y no volver a pisar nunca más ésta página porque es meridianamente imposible que nos lleguemos a entender.

Servirse de la Muerte, en mayúsculas, como hilo conductor para ir deshilvanando los misterios de la existencia humana, de la Vida, otra vez en mayúsculas, es propio de obra total, de clásico universal. Y esta obra, sin duda lo es.

Tras los últimos cinco minutos más intensos que he experimentado jamás ante una pantalla, la quinta temporada acaba elevando la tensión dramática hasta el límite de lo imaginable. O más bien hasta el límite de lo inimaginable.

Y no es que se trate de una serie de acción trepidante. Todo lo contrario. Sin embargo, el vaivén emocional, el tiovivo sentimental que viven, o quizá sufren sus personajes, no puede dejar indiferente a nadie.

Dejo un enlace a una reseña de Marcos A. García, afamado crítico de series.

SIX FEET UNDER

Image

Inicio éste blog sobre series de televisión con el primer capítulo de la segunda temporada de Black Mirror, producida por la cadena británica Channel 4: Be right back (vuelvo enseguida).

Otro dardo en la diana del creador Charlie Brooker que, sin llegar a la catarsis de la primera temporada, se vuelve a meter bajo nuestra piel, recreando un futuro próximo donde la tecnología y las emociones humanas se entremezclan en un continuo inevitable e inquietante.

Lo que hace tan especial ésta serie es su capacidad para estirar tanto del hilo, sin llegar a romperlo, que cuesta creer que no vaya a pasar, en muy poco tiempo, todo (o casi todo) lo que en ella se cuenta.

Con esta serie se inicia una categoría: la ciencia-ficción-no-ficticia.

Creo que si Julio Verne hubiera vivido en esta época, hubiera escrito Black Mirror.

Tengo que confesar, llegados a éste punto, que siento una debilidad especial por las series británicas, quizá porque mis recuerdos más tiernos frente a la televisión son escenas de Un hombre en casa (A man about the house) o Benny Hill.

Dejo un enlace con un artículo bastante sesudo y profundo para quién sienta curiosidad.

Image